http://www.youtube.com/user/AlxanderEli

Loading...

martes, 9 de septiembre de 2014

Isabel

Constelación Facialmonaisa



Tu si te acuerdas Isabel 
que un día te dije: te lo dije,
y tu dijiste: yo también,
y ambos sabíamos que hablábamos de amor.
Tu si recuerdas Isabel 
esos primerísimos besos
de durazno y mandarina,
esas miradas de terciopelo
y las caricias disimuladas.
Tu si te acuerdas Isabel 
de nuestras promesas en secreto
y de las escapadas para amarnos
más allá de las fronteras del deseo.
Yo también me acuerdo Isabel 
de esas lágrimas tuyas 
que descongelaron mi corazón
y de la paciencia con que cuidabas de mi
cuando yacía convaleciente y en silencio.
Claro que me acuerdo Isabel, 
ese es mi mayor tesoro,
recordar que te recuerdo
e imaginar que me correspondes.
Porque nuestro amor
se construye de recuerdos y de sueños.

jueves, 5 de enero de 2012

SALIDA DE EMERGENCIA. Del Libro Vuelo a Marte

Poema No. Complejo

Hay mucha oferta de VOTE
que al final resulta ser un avión
y el pueblo ignorante y pobre
urgido de plata y trabajo
vota a ciegas por cualquier ladrón.
A punta de lengua los tienen
viviendo de la imaginación,
en tiempo de campaña la amistad se sostiene
ya con el cargo todo fue ilusión.
Que son buenos hijos de nuestra tierrita,
que rebozan de dignidad y honestidad,
no les creo, solo quieren llevarse la platica
que nosotros sudamos de verdad.
¿Oiga y usted por quién va a votar?



Poema No. Negativo

Tengo sospechas de abundante llanto
¿serán tus lagrimas o las mías
o las de quien nos espía tanto?
Tengo sospechas de tu olvido
yo que velé tus sueños mientras dormías.
¿Qué he recibido?
¡Un corazón partido!
tengo certeza de mi amor.
Era cierto y no te importó.
Lo dejaste pasar, pasó.
¡Salve Ave dolor!

Poema No. Finito

Cielo.
Eres tú mi único amor;
Cielo, sabes que pretendo...
¡Volar!
Cansa a la noche el insomnio,
sabio fue esperar.
Sabio es soñar.


Poema No. Pi

No hubo jamás, en sueño de si mismo
mujer que pudiera amar,
de su inconsciencia inocente,
este sentimiento no conoció.
No existió ser femenino
que en el corazón de nuestro joven
herida de espina no quisiera dejar.
Más el hombre, humilde,
ante estos azares respondió sin igual.
Fue en un día de amor
que cansado y herido a tu calle arrimo,
queriendo encontrar un descanso
mirando tu rostro, alegre, encendido,
conoció del amor, desde entonces
nuestro amigo comprendió, 
todas las espinas
que herido lo habían dejado
eran huellas en la ruta
para encontrar este ser amado.


Poema No. Imaginario

Sufrida y tormentosa.
¿No te duele llorar tan silenciosa?
Pérfida de mis ilusiones,
ven retoma mis tristes canciones.
Amada dueña mía,
propietaria de mis noches de melancolía.
Eres ingrata y misteriosa
casi pura cual santa rosa.
Inconstante y eficaz
tú eres mi única libertad y más.
Asesina de mí encanto
si no has de amarme
ahógame con tu abundante llanto.


Poema No. Par

La belleza palpable se puede confundir y evaporar
como humo, como las bocanadas de humo
que exhalan las grandes chimeneas de las industrias.
Si tan siquiera no me importaras, ojalá fuese así,
para no necesitar tu voluntad en mi abstracción.
Si tan siquiera no te amara, ojalá fuese así,
para no sentir el dolor que me eleva al infinito
y que luego me sumerge en esta inmensa incertidumbre
de no saber si hemos envejecido nosotros o nuestro amor.


Poema No. Fraccionario

Deseo conocer a alguien,
alguien que le apasione la criminalística de las estrellas,
que le importe algo más que el brillo
y las formas que describen tras el cielo.
Deseo encontrar un ser
capaz de convertir mi consciencia
en el más inconsciente e impalpable de mis sueños,
figurativo de realidad y existencia.
Imagino su cuerpo,
resplandeciente por algo además del sexo,
copa de frescura,  inocencia e incienso,
le imagino indicándome las rutas de su última estación,
su punto máximo de pasión en el amor.
Siempre sueño despertar aquella sonrisa,
esa caricia, ese beso, su fragancia
de íntimos orgasmos rosales,
su mirada iluminada
a la que me rindo hipnotizado
para eclipsarme con sombras de locura
en un lugar donde no necesito lamentos.
Deseo viajar recorriendo sus curvas
que permiten la circulación de  mi piel,
transitar, deslizarme como leche y miel
y en paz fenecer.


 Poema No. Impar

¿Te soñé?
tal vez,
ya no recuerdo.
¿Te amé?
es cierto.
¿Te extrañé?
aun no me haces falta.
¿Has muerto?
no digas que mi desamor es quien te mata
        -lo que es puro no ata-
He soñado,
he amado,
he extrañado
aunque no haga falta.
Extrañar
¿para qué?
si la vida de mi pueblo se subasta.


Poema No. Real

¡Ay, sola y solitaria soledad!
        de ti dicen muchas cosas,
blasfemias grita el que se queja de abandono,
pero el canalla miente,
pues tú eres la compañera fiel de quien te vive.



Poema No. Natural

Entre el frio y el calor estuve buscando tu piel,
entre el vino y la hiel estuve buscando tu amor,
afán tenía de encontrarte y al final lo logré hoy,
necesito cambiar el final de nuestra historia…


Poema No. Inconmensurable
                   Del Pensamiento Divino
Hoy he vuelto a llorar,
estuve mirándolos a todos,
observe de nuevo su afán,
nadie ni siquiera el niño
volteó a mirar.
Hoy he vuelto a llorar,
todos tienen bien puesta
la máscara, el antifaz.
No el amor no puede,
no debe brillar…
… Se les podría acabar la guerra.


Poema No. Simple

Cuántos cigarrillos,
cuántos recuerdos,
el primero en tu vida,
el último de la noche,
todos se esfuman,
unos vienen,
otros van,
se escapan de las manos,
de la boca de la mente.
Cenizas y colillas,
compañía y ansiedad,
más de treinta mil
tabacos de agonía.


Poema No. Mixto
         Después de todo no es tan fatal la muerte.
        No, cuando queda la posibilidad de vivir en el recuerdo.

Hoy anduve  mil caminos
y examine en cada uno
todo caminante a mi paso.
Unos traían armas,
no era permitido improvisar,
otros vendían paz
como azúcar, café o sal,
unos saqueaban todo
y trabajaban mucho más,
otros con impaciencia y afán
buscaban su propia libertad.
Todos somos transeúntes
y marchando por distinto camino
vamos hacia el mismo destino.


Poema No. Infinito

¿Quién puede morir si consigue amar?
¿esto no es cuestionable o es verdad?
nos cabe la duda.


Poema No. Irracional

Cada uno disparó su fusil
hasta acabar el proveedor,
disparamos en bárbara ignorancia,
pueden juzgarnos sediciosos,
da igual, todos son como nosotros
hacen guerras, condenan y matan.
¿Qué nos pasó?
Éramos unos jóvenes locos
de cabellos largos y jeans rotos
andábamos juntos por la calle
sin hacerle daño a nadie,
pero igual la guerra nos atrapó,
a ti te reclutó el estado
enajenándote con la represión,
yo cuidaba nuestra necesaria revolución
cantando con los reprimidos a voz de plomo...
Te había extrañado tanto
y por fin te vuelvo a ver hoy
en esta maldita línea de fuego…
Descansemos en paz hermano.


Poema No. Cardinal

Sé que me estoy volviendo loco,
no porque lo digan los doctores,
yo mismo lo descubrí anoche,
¡Qué digo anoche! ¡Ahora! ¡Ya!
¡En este instante!
Fue cuando escuche un grito,
un gemido,
corrí a mi ventana
y vi un ángel que salvaba una virgen
en el cruce de la esquina.
Sé que me estoy volviendo loco,
no porque lo repita mi familia,
lo descubrí yo mismo anoche,
¡Qué digo anoche! ¡Ayer! ¡Anteayer!
¡Trasanteayer!
Fue cuando escuche una bomba,
un petardo, una explosión,
corrí a mi terraza
y vi un ángel antiexplosivos
rescatando mis amigos de los bares.
Sé que me estoy volviendo loco,
pero y si aplico la posibilidad de la duda
y resulta cierto que habitan ángeles entre nosotros,
¿Qué?


Poema No. Dual

Soy un muerto que se llora a si mismo
intentando encender una luz
para iluminar mi soledad.
Soy un muerto que deambula por las calles
con pesados pasos buscando su tumba
o algún lugar para descansar.
También soy un manantial
mis lágrimas inundaron el espacio
que estaba vacío para encerrarte.
Mis pobres melancolías agravaron tu silencio,
soy un muerto
y tú erás mi tumba.
Te amo
o mejor dicho
te necesito.


Poema No. Ordinal

Estoy nadando en mis sueños
en un mar donde tú eres mi playa,
en un océano de lágrimas de gozo.
Estoy nadando nuevamente
y mi habitación parece un acuario,
ya no sé si son mis lágrimas
o una gotera en el tejado.


Poema No. Quebrado

Ayer supe, murió un ángel,
alguien lo mató,
me entere que ese ángel eras tú,
prometí no olvidarte.
Hoy te lloro en silencio
en todo lugar, siempre por dentro,
no encuentro una tumba, una flor,
eras un ángel, no dijiste adiós.
Eras mi semilla,
te han segado y quedamos igual,
yo nunca vi tu sonrisa
y tú nunca escuchaste
ten cuidado Luz Evita
ten cuidado,
no te caigas del columpio.


Poema No. Singular

Ya no me gusta jugar al azar,
porque te amo no te necesito atar,
para que usar jaulas,
si tu esencia es volar.



Poema No. Atómico

Empezó la guerra de bombas,
espero que no me salpiquen,
no quiero ser parte de sus bromas,
tranquilos, por mi no se compliquen.
No quiero ojos de prójimo en mis sopas,
no quiero hígado hermano en mi flan,
empezó la guerra de bombas,
un juego donde la muerte es el pan.
Empezó la guerra de bombas,
no saben jugar nada más,
morirá gente inocente, igual,
ese es su negocio
        ¿Qué les puede importar?


Poema No. Primo

No intentaré atacar tu recuerdo,
no moveré un solo dedo para señalar tu olvido,
no diré, mira ahí se posa el ruiseñor,
no repetiré una sola de tus palabras,
ni secaré tu llanto,
seré inclemente con tus dudas
y todas una a una caerán
rendidas a tus pies.


 Poema No. Concreto

¿Quién mató la paloma?
seguro los que nos quieren vender la paz,
son estrategias sucias del mercadeo
para vender algo,
primero crear la necesidad.
¿Será que la secuestraron?
¿la matarían en el Cagüan?
de algún lado tenía que resultar carne
para el sancocho de Pastrana y Marulanda
en la zona de despeje y serruchar.
¿Quién vio por última vez la paloma?
¿no la sacarían del país?
para venderla en USA o Europa
con iguanas, tortugas y micos titi.
¿Dónde está la paloma, qué se hizo?
todavía no la podemos encontrar,
no habrá sido un chulo en su primera comunión,
u otro carroñero que luego de halloween se quito el disfraz.

 
Poema No. 69

Devuelve el pedazo de carne
que llevas de mí en tus labios,
escupe luego mi sangre
que absorbiste toda con tus besos,
regresa mi cuerpo
que devoraste con tu lujuria.
Este halito de miseria
se desprende del mundo,
del que ves con tus ojos,
los míos, que robaste.
entrega mi recuerdo al viento,
lleva mi amor hasta el abismo de tu odio,
devuelve las alas a mi sueño y a mis ojos.
No botes lo que te queda de mí, es mi alma.


Poema No. Etéreo

Cuando pase la puerta del ir y venir
y llegue al jardín de la Ceiba,
me sentaré frente al sol,
bajo la grata sombra
del gigante monumento natural,
escultura de troncos y follaje,
fuente de fresca paz
y leeré cien poemas a mis hermanas,
mil versos a mis hermanos,
millones al mundo
y diré una oración a Dios bueno,
que solo hay uno,
y Dios bueno sabrá que mi amor es limpio
y mi acción clara y digna
y me dirá que amor es el mandamiento,
que perdón es la vida.
cuando pase la puerta de ir y venir…
        …Estaré contigo
¡Padre, estarás conmigo!


Prelampitacromastática

Las seis menos cuarto,
un nuevo día sin afán ni pereza,
dos gallos en concierto,
tres tragos de cruda sorpresa.
Me arrebato del sueño,
busco un desayuno continental,
bandejas de papeles,
tazas de tinta hirviendo
y jugo de pensamiento.
El resto de la mañana
presagia la búsqueda de un  Restorán.
Las doce más treinta;
el afán, el trancón, la bulla,
sol, sombra o lluvia
testigos sin valor.
La sed el hambre y la fe
puestas en cualquier menú,
aquí almuerzo ejecutivo,
allá platos a la carta,
un corrientazo especial,
de principio tenemos:
rutina, asco y olvido…
Aun falta cenar.


Versos y Ocho Preguntas

Si mis versos pudieran volar hasta tu ausencia
y rescatarte indemne del espacio traidor.
Llevarte un recuerdo fugaz de mi existencia
y la esencia inefable de mi melancólico amor.
Si mis versos pudieran borrar tu indiferencia
y con ellos el tormento de mi tenaz dolor.
Lograr siquiera llevarte de mi amor la evidencia
y retornarme a cambio tu acento salvador.
Si mis versos pudieran mensajeros alados
decirte mi secreto, mi anhelo, mi penar,
mi indecible tristeza de astros desvelados
que ya no brillan de su luz tanto llorar.
Y si alcanzando la meta de mi ideal, -volar-
en feliz cumplimiento de mis sueños sagrados,
no obtuviese la certeza de que me has de amar,
estas ocho preguntas formuladas he dejado:
¿cuánto logra mi amor con tanto amarte?
¿y mi fe en ti confiando, cuánto?
¿cuánto logra mi esperanza al esperarte?
¿mi anhelo qué merece, cuánto?
¿consuelo habrá para mi suerte?
¿tendrá fin algún día esta querella?
¿alcanzaré eternamente la gloria de verte?
¿serás en mi solitaria noche estrella? 
Si mi amor, con mi fe y mi esperanza,
no bastan para romper tu indiferencia,
serás a mi vida como anhelo de fatal lanza
que reboza con su fuerza mi inocencia.
Un día sin fin sería mi gloria
si mi suplica encendiera tu clemencia,
amándote desde el pasado en mi memoria,
contemplando del amor la dichosa ciencia.


El Novio

Ay de ti que creías haber alcanzado la gloria
cuando firmabas narcotizado la cuota de tu ruina,
gritabas soy intrépido y sagaz, mírate ahora
cual tonto, te enjaulaste y botaste la llave,
lejos de tus ojos, lejos de tu alcance.
Ay de ti que presumías de inteligencia y sensatez,
mírate ahora, solo y patético como eres,
se te escapó la libertad frente a un altar
hecho de hombres superfluos y mediocres.
¿Cesaras tú también llorando una derrota?
¿escrutando tus temores?
confirmando tu generalidad,
perdiste todo por avidez de compañía,
por miedo a la vejez en soledad,
a tu propia esencia.
Hoy estas harto de jactarte al divulgar
que en el amor puro has atinado,
ojalá fuese amor esa lastima
que se mantienen unos con otras,
aunque mínimo ojala fuese odio,
escuetamente manifiestan conveniencia
y en ella se arrullan
y el que antes fuese el más astuto
y meticuloso a la hora de comprar,
concluyo tomando su mujer de afán,
a ciegas.
Ay de ti que buscabas una sirvienta amorosa
y bien dispuesta,
terminaste avasallado por una gata
que te hace correr cuando la tomas,
terminaste embrollado con la viuda negra,
inflexible mujer que te hace trabajar
para alcanzarla, merecerla y perder.
porque cuando todo esté dispuesto
tu ya debes estar listo a morir por amor,
por tu inopia y miseria.
¿A dónde llegares tú que abordas el camino,
si sales corriendo con tanto afán, sin preguntarle a Dios?



martes, 5 de julio de 2011

Natural


Fuente de Imagen Internet

Soy natural de tus estepas
y de tus valles, llanos y sierras,
de tus policromáticos verdes
y de tus flores de perplejos celestes
y de tus nubes de algodón donde retoñan mis sueños...
Soy natural de tu tierra,
donde horadan pasionales mis raíces silvestres,
aniquilando el estéril pensamiento y la razón imbécil...
En el canto de tus aves trina mi sueño
y en la marcha de tus arroyos fluyen mis pasos,
húmedos, desbordantes  y ligeros.
Soy natural de tu selva tropical,
soy natural de tu armonía de silencios,
soy natural de tu tierra verde,
de tu graznido en vuelo,
de tu aullido subterráneo y rastrero,
de tu revoloteo alegre y sincero.
Soy natural de tus frondosos bosques
y de tu trama de chamizas...
Soy natural de tu existencia en suspenso.